Este incidente se desarrolló el pasado sábado alrededor de la 1:30 p.m. , cuando el equipaje del pasajero identificado como Kenny Wells fue marcado para una «búsqueda secundaria» después de que la primera revisión de rayos X en el punto de control de seguridad detectara un «artículo prohibido», explicó Robert Spinden, director de seguridad federal de la TSA para Georgia, durante una conferencia de prensa.

«Durante ese registro secundario, Well de 42 años se abalanzó sobre su maleta, para agarrar un arma de fuego que se encontraba en el interior de su equipaje , que finalmente se disparó», dijo Spinden. «El pasajero huyó entonces del control de seguridad a través de un carril de salida adyacente con su arma de fuego en la mano».

«Tenemos la suerte de que cuando el arma de fuego se disparó, nadie resultó gravemente herido», añadió Spinden.

Tres heridos

El incidente dejó a tres personas con heridas que no ponen en peligro su vida, dijeron funcionarios de la TSA. Una fuente familiarizada con el asunto dijo a CNN que los heridos no recibieron disparos, sino que resultaron heridos mientras se evacuaba el aeropuerto. El arma de fuego se descargó en el interior del equipaje de la persona que trajo el arma, dijo la fuente.

Todos los heridos eran adultos, dos de los cuales fueron trasladados al hospital, según la fuente

El vocero autorizado del aeropuerto Andrew Gobeil, calificó la descarga de accidental y añadió que el fuerte ruido creó una «sensación de caos». La investigación sobre lo ocurrido está en curso, dijo.

El susto se produjo un día después de que la TSA controlara el viernes a más de 2,2 millones de viajeros en los aeropuertos de todo el país, el mayor volumen de controles para un solo día desde que comenzó la pandemia de covid-19, dijo un portavoz de la agencia.

En un video publicado en instagram en la cuenta del usuario  Stephoń Stafford, se muestran varios separadores de línea, caídos mientras la gente se agachaba y otros se acostaban en el suelo en un intento de buscar protección mientras se escucha a alguien gritar: «Agáchate». Stafford dijo que estaba a punto de pasar por seguridad con su hijo.

Dianne Callahan viajaba con su hijo y había embarcado en su vuelo a Nueva York. Dijo que escuchó gritos fuera del avión cuando la tripulación cerró la puerta. También escuchó sirenas, dijo Callahan, y no sabía qué estaba pasando.

«Era una situación extremadamente tensa», comentó. «La gente estaba presionando para subir al avión que ni siquiera estaba en nuestro vuelo. Así de asustados estaban».

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *