La Administración de Seguridad del Transporte (TSA) ha visto un aumento en el número de pasajeros que son detectados con armas cargadas en los puestos de inspección de los aeropuertos del sur de la Florida. Esta situación preocupa a las autoridades en momentos en que lidian con pasajeros que se resisten a cumplir con las medidas de prevención contra el COVID-19 en los aeropuertos y cuando está por iniciar la época de mayor tráfico del año, dijo NBC6. En lo que va de 2021, han confiscado 71 armas en el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA), lo que representa un incremento de casi 15% y en el Aeropuerto Internacional de Fort Fort Lauderdale-Hollywood (FLL) se decomisaron 121 para un alza de 20%. “En FLL, 121 es el número hasta la fecha, que rompe el récord del estado de la mayoría de las armas encontradas en cualquier aeropuerto en un solo año”, detalló. Daniel Ronan, director de seguridad de la TSA en el MIA dijo a NBC6 que causa preocupación tanto el “comportamiento rebelde que hemos visto (en los pasaperos) como la cantidad de armas de fuego”.

La Administración Federal de Aviación (FAA) ha recibido este año más de 5,000 informes de pasajeros rebeldes y más de 3,700 informes de disputas por el uso de máscaras, lo que representa un aumento del 3,000% con respecto a 2019. La FAA estima que el 80% de estos incidentes se derivaron de argumentos relacionados con los requisitos de cobertura facial, y muchos involucran el consumo de alcohol. Daniella Levine-Cava, alcaldesa del Condado Miami-Dade, tenía previsto anunciar este miércoles una campaña del MIA contra el comportamiento de los pasajeros rebeldes. La alcaldesa dijo que el MIA espera un número récord de pasajeros en esta temporada de viajes navideños, gracias al aumento de la demanda y a que el gobierno de EEUU permitió que los ciudadanos no estadounidenses vacunados ingresen al país a partir del 8 de noviembre.

El MIA y la TSA están colocando nuevos letreros en los que se indica a los pasajeros que si ingresan al aeropuerto con un arma sin ser chequeada como equipaje, tendrán que salir de los puestos de control. También se les advierte que pueden ser multados con casi $14,000. La TSA informa en su sitio en internet que los pasajeros pueden viajar con armas de fuego en el equipaje facturado si están debidamente empaquetadas y declaradas en el mostrador de boletos de la aerolínea para ser transportadas en el compartimiento de carga del avión. “Está absolutamente prohibido llevar armas a los aviones. Las armas de fuego deben descargarse, empaquetarse en un estuche rígido, cerrarse con llave y empaquetarse por separado de las municiones”, precisó.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *