Los viajeros del Reino Unido se resignan a sufrir cancelaciones de vuelos y largas colas en el fin de semana con mayor tráfico aéreo en lo que va de año. Una suma de factores que perturban la economía mundial tras la reducción de restricciones causadas por la Covid está limitando también la recuperación de dos sectores- aerolíneas y turismo- que sufrieron muchas pérdidas durante la pandemia.

Los medios británicos publican la contabilidad diaria de los vuelos cancelados por British Airways e EasyJet como medida del trastorno. En el mediodía de este jueves, BA había cancelado 32 vuelos y EJ, 45. Son cifras habituales desde el pasado fin de semana y, sumadas a las de líneas transatlánticas o con destino al Pacífico, afectan a unos 15.000 pasajeros cada día.

BA, parte del grupo IAG que incluye a Iberia, sufre de nuevo problemas con sus sistemas informáticos, pero el primer factor al que se achacan los actuales trastornos es la falta de personal. Aeropuertos y líneas aéreas recortaron en los dos últimos años su personal como consecuencia de la reducción de pasajeros(cerca del 80% en el registro español de entradas del extranjero en 2019, por ejemplo).

La recuperación es, en el caso británico, súbita. La pasada Navidad el país vivía bajo restricciones estrictas. Las empresas no habrían previsto con suficiente antelación la rápida recuperación de la demanda y, como ha ocurrido en el sector de la hostelería, la marcha del Reino Unido de empleados procedentes de la Unión Europea y la búsqueda por los despedidos de empleos que deparen mejor calidad de vida y salarios más atractivos, ha dejado un rastro de vacantes que no pueden cubrir en el corto plazo.

Olvidos

Los nuevos contratados han de ser adiestrados y trabajadores de aeropuertos y aerolíneas han de pasar un filtro de seguridad. El alcalde de la región de Mánchester, Andy Burnham, ha apremiado al ente del Gobierno que da el visto bueno a los candidatos para que agilice el procedimiento, porque, a falta de personal, las extraordinarias colas para el canal de escaneo de maletas y pasajeros desembocan en que los pasajeros pierden el avión.

Un portavoz de la Asociación de Agencias de Viaje Británicas(ABTA) ha señalado a otro factor, mencionado también por otros profesionales del sector. La falta de práctica tras dos años de no viajar habría borrado de la memoria de muchos pasajeros la manera de hacer los trámites de seguridad, ralentizando un flujo de pasajeros ya muy lento.

Este sábado se espera el mayor nivel de salidas y entradas de turistas en los aeropuertos británicos, más un número alto de regresos de aquellos que han disfrutado de sus vacaciones esta semana, en la que comenzó el receso pascual en muchas escuelas. Los aeropuertos de Heathrow y Gatwick son los más afectados en torno a Londres. Las aerolíneas recomiendan que se llegue a los aeropuertos con más antelación.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.