Este fin de semana, el Gobierno polaco ha prohibido operar en los dos aeropuertos de Varsovia a ciertas horas, en una decisión que Ryanair considera que está pensada para apoyar a LOT, la aerolínea polaca (Ryanair: inversión histórica en Polonia de casi 800 millones de euros).

El problema es más complejo: los controladores polacos protestan por sus salarios y condiciones laborales, y por eso convocan una huelga. Ante ello, el Gobierno ha limitado las operaciones de los dos aeropuertos de la capital entre las 9,30 y las 5 de la tarde, lo que obliga a cancelar 300 vuelos diarios.

¿Por qué protesta Ryanair? Porque el Gobierno cierra los aeropuertos y decide qué vuelos sí pueden operar. Y ahí incluye 32 destinos principalmente atendidos por LOT, dejando fuera un amplio listado de destinos atendidos por otras aerolíneas, siendo Ryanair la más importante. Igualmente, tiene prioridad Varsovia Chopin –base de LOT– por encima de Modling –donde vuela Ryanair.

Ryanair protesta amargamente porque entre sus rutas excluidas está la de Estocolmo o Milán, que para ellos es incomprensible, mientras se mantienen las de Berlín o Vilnius, de LOT, que tienen alternativa ferroviaria.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.