Desde hace unos años las pantallas publicitarias son un elemento más en los aeropuertos. Ya forman parte del paisaje que vemos cuando vamos a viajar. El público le prestamos atención porque nos informa y en las largas esperas nos entretiene. Para las marcas anunciantes es un elemento publicitario muy potente por la atención que reciben. Y para el aeropuerto es una forma rentable y atractiva de obtener ingresos.

Pero estos no son los únicos motivos del éxito de las pantallas retroiluminadas para publicidad en aeropuertos.

Público receptivo e información instantánea, claves del éxito de las pantallas de publicidad en aeropuertos

Hay que tener en cuenta que un aeropuerto es un lugar por el que pasan a diario muchas personas. Muchísimas. Quienes van o vienen de viaje. Quienes esperan a alguien. Aquellos que prefieren comprar billetes en ventanilla que online. Trabajadores de aerolíneas o del propio aeropuerto. Y todos pueden recibir la información o publicidad desde estas pantallas estratégicamente situadas.

Personas de todas las edades. De diferentes procedencias. Con distintos estilos de vida. Pero con otras muchas cosas en común.

Además, hay personas que pasan mucho tiempo en las instalaciones del aeropuerto. Es un lugar habitual de espera. Y las pantallas retroiluminadas con publicidad son un elemento en el que fijar la atención de manera natural.

Esto permite a las marcas llegar a un público amplio y conectar con él al instante. Atraen la atención. Y la retienen.

Según el punto en el que se ubiquen se pueden lanzar mensajes sencillos y rápidos que las personas captan y asimilan al instante. Por ejemplo si se cuelgan en zonas de paso, sobre escaleras mecánicas o pasarelas automatizadas. O pueden retener la atención y enviar mensajes más largos que comprenden más información y detalles. Algo ideal para las pantallas publicitarias que se ubican en una zona de colas y espacios de espera.

Cómodas y rentables, dos características responsables de su buena aceptación

Buena parte del éxito de las pantallas publicitarias en aeropuertos es que proporcionan beneficios para todos. Para el aeropuerto, para las marcas que se publicitan y para el público. Para los dos primeros es muy rentable, para el tercero es cómodo y entretenido, no es invasivo.

Hay que tener en cuenta que las pantallas para publicidad dinámica en aeropuertos ocupan poco. No molestan al tránsito de personas, ni estorban a las tareas que los trabajadores realizan en ellas.

Además, hay infinidad de espacios en los que ubicarlas y lograr una adaptación perfecta. Según la forma de la pantalla pueden tener forma de rótulo, ser pantallas colgantes, pantallas led transparentes, pantallas para el suelo o mupis de interior, entre otros. Así que existen opciones para elegir la adecuada para cada espacio. Estéticamente quedan bien y contribuyen a generar sensación de modernidad.

Otra gran ventaja es que su contenido se puede adaptar a cada lugar en el que se ubique o a cada momento del día. Este contenido puede cambiar fácilmente y al instante sin tener que hacerlo personalmente. Así puede mostrar la publicidad adecuada para cada grupo de personas según distintas cuestiones. Puede mostrar, por ejemplo, anuncios de los locales del aeropuerto en una zona de espera o de espectáculos y negocios locales para quienes llegan de un vuelo. Y variar las marcas en función del destino al que se dirigen los pasajeros de un vuelo en espera para embarcar.

Para el aeropuerto es una forma rentable de obtener ingresos de publicidad. Para muchas marcas, negocios, eventos y espectáculos es el lugar ideal en el que publicitarse. Para las agencias son un espacio perfecto para llegar al público que les interesa. Y para el usuario del aeropuerto un medio fácil y rápido de obtener información y entretenerse.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.