Sigrid Kaag es la ministra de Finanzas de Holanda y viceprimer ministra. O sea que es alguien con poder que, lógicamente, sabe de la importancia de cada una de sus palabras públicas (La guerra interna entre KLM y Air France, en nueva fase).

Kaag acaba de calificar como “incomprensible e inapropiado” el bonus de varios millones de euros que el consejo de Air France-KLM ha acordado para Ben Smith, el director general. La ministra dice que no se puede entender este bonus cuando las aerolíneas tuvieron que recibir cuantiosas ayudas públicas para sobrevivir al Covid.

El salario base de Smith, el que debe cobrar en cualquier caso, es de 900 mil euros anuales. Pero, según las cuentas aprobadas, en 2021 su retribución total llegará a 4,3 millones de euros, contando con los premios extraordinarios, habitualmente denominados ‘bonus’.

Kaag, que es representante del gobierno holandés, uno de los accionistas de la compañía, afirmó que estos bonus son “socialmente irresponsables” porque en 2021 las aerolíneas perdieron 3.300 millones de euros y sólo KLM recibió ayudas públicas por 3.400 millones en 2020 (Air France KLM pierde 3.300 millones en 2021).

Obviamente, estas declaraciones nos permiten augurar que en la asamblea general de mayo el accionista estatal holandés votará en contra de los bonus a Smith. El año pasado, aún más en medio de la crisis, Smith tuvo que renunciar al bonus y a un cuarto de su salario por las protestas que surgieron en Holanda.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.