La existencia de aviones anti-lluvia que rompen las nubes con yoduro de plata u otros compuestos para que no se estropeen las cosechas es una narrativa que vuelve al imaginario de los murcianos cada cierto tiempo. 

A pesar de que ya se abrió una investigación en la Asamblea Regional que dió carpetazo al asunto, se archivó la denuncia de FECOAM en el Tribunal Superior de Justicia y se ha contrastado por medios especializados en fact checking como Maldita.es, es un tema recurrente que reaparece más allá de toda evidencia. 

La última resurrección de este mito ha surgido a partir de un tuit donde se increpa a las “sanguijuelas roballuvias” que nos están “matando”. La publicación, realizada por la cuenta Geoingeniería Murcia, ha denunciado que “iba a caer la monumental en Murcia y pasan dos genocidas aviones y esto está destrozado”. 

El perfil adjunta como pruebas un par de capturas de pantalla del radar del tiempo que muestran un mapa de precipitaciones entre Valencia, Albacete y la Región de Murcia; además de un vídeo titulado “una aeronave divisando el entorno” y una fotografía del cielo nocturno con un par de supuestas “nubes altas destrozadas”. 

Algunos usuarios se han apresurado a desmentir lo que han calificado de “bulo” en la propia plataforma: “esto solo tiene una palabra para describirlo: ignorancia. Estoy totalmente convencido de que quien afirma estas cosas ni siquiera sabe cómo funciona la atmósfera, ni lo compleja que es”, comenta la cuenta especializada en “divulgación, previsiones y análisis de situaciones meteorológicas en España” que conduce Roberto G. Maestre. 

Pero, por otro lado, el tuit también ha dado lugar a la exposición de numerosas teorías de la conspiración que, en comentarios, hablan desde un “laboratorio mundial de la geoingeniería y la manipulación climática” en España  o los proyectos “Haarp y Sura”. 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.