El avión era un 737-800, modelo que emplea Ryanair y cuya siniestralidad es muy baja
El fabricante ha venido sufriendo durísimos reveses económicos desde hace dos años y medio, cuando cayó un segundo 737Max en África

Las acciones de Boeing Co, el fabricante del avión caído en China, se desplomaron un ocho por ciento apenas se supo del siniestro que podría haber causado la muerte de los 132 ocupantes. Las imágenes del avión hablan de una caída en picado, a una velocidad excepcional, que prácticamente elimina la posibilidad de supervivientes (Un Boeing 737 con 132 personas a bordo se estrella en China).

El avión era un 737-800, el modelo más común hasta ahora, cuando salió el Max. El 800 es el tipo de avión de emplea Ryanair y cuya siniestralidad es muy baja teniendo en cuenta la popularidad de este modelo

El fabricante Boeing ha venido sufriendo durísimos reveses económicos desde hace dos años y medio, cuando cayó un segundo avión 737Max en África, debido presuntamente al programa informático introducido para regular su operación. Ese avión no tiene que ver prácticamente nada con el 737-800 siniestrado ahora.

El 737-800 tiene una capacidad máxima de 189 pasajeros y opera normalmente con motores CFM-56. Los motores son fabricados por un consorcio entre General Electric Co de Estados Unidos y Safran SA, de Francia.

Las acciones de Boeing se vendían a 177 dólares, tras conocerse el siniestro. Por su parte, la propietaria del avión, China Eastern, una de las cuatro ‘grandes’ aerolíneas chinas, estaba a 15 dólares, por debajo de su valor del viernes.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.