Noviembre de 2021 ha sido para Ryanair un mes prácticamente normal, comparable al de 2019. La irlandesa ha conseguido recuperar unos niveles de demanda similares a los anteriores al Covid. En ese mes, alcanzó los 10,2 millones de viajeros, un incremento espectacular respecto a los dos millones que registraba en el mismo mes del año pasado.

El factor de ocupación, o sea el número de viajeros que realmente ocupan asientos, fue del 86 por ciento, lo cual es excepcionalmente alto. No obstante, la irlandesa admite que está viviendo momentos de inestabilidad porque los pasajeros muestran una ligera tendencia a no viajar, debido a la aparición de la variante Ómicron (Variante Ómicron: Ryanair no ve razones para cancelar vuelos).

La compañía irlandesa, a través del Eddie Wilson, el director general de Ryanair DAC–una de las cuatro aerolíneas que componen el grupo, junto con Malta Air, Buzz y Lauda– indicó que pese a todo espera que en enero la demanda aumente. Ahora, dijo, tienen alguna duda, pero están enfocados totalmente en el verano, donde esperan ya definitivamente recuperar la completa normalidad. Ryanair aprecia incluso la existencia de demanda reprimida, lo cual puede suponer un comportamiento excepcionalmente bueno. Wilson, como O’Leary, recordó que “necesitamos más pruebas, pero no restricciones de viaje”.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *