El primer gran aumento de pasajeros en los aeropuertos españoles tras la pandemia ha dado un respiro a la industria aérea, que atraviesa una crisis sin precedentes desde marzo del año pasado. Por primera vez en dieciséis meses la caída de viajeros se ha moderado de forma significativa y el tráfico de julio recuperó más del 50% de los niveles precovid, según los últimos datos publicados por Aena.

La demanda para volar había tomado impulso en junio, pero los megabrotes de estudiantes en Mallorca y el aumento disparado de contagios en todo el país, sobre todo en Catalunya, frenaron las reservas, lo que hacía temer a las aerolíneas otra temporada de verano aciaga. Sin embargo, la actividad se ha recuperado a lo largo de julio, hasta llegar a los 15,1 millones de pasajeros transportados en los aeropuertos de Aena, un 48% menos que en el mismo mes del 2019, frente a descensos de más del 70% o el 80% en meses previos. Las perspectivas para agosto son, además, positivas, señalan fuentes del sector aéreo. Si no se producen nuevos brotes y restricciones, las aerolíneas esperan cerrar agosto y septiembre con cifras similares o incluso superiores a las de julio, relanzando así la temporada turística en España.

Los vuelos domésticos lideran esta recuperación progresiva. La demanda en la primera semana de agosto se está concentrando en Baleares, Canarias y Andalucía, indican fuentes de la industria, si bien el resto de los destinos de costa también está funcionando. Ya en julio, la demanda de vuelos nacionales se disparó y el número de pasajeros domésticos se acercó a las cifras precovid, solo un 21,7% por debajo. Los pasajeros internacionales, en cambio, crecen a un ritmo menor y se situaron un 59,6% por debajo.

El tirón doméstico está reconfigurando además el dominio de las aerolíneas en los aeropuertos españoles. Vueling, que lidera el mercado doméstico español ­desde el 2012, está saliendo ­beneficiada de este cambio en la demanda y se bate mes a mes con Ryanair, líder indiscutible en ­términos totales hasta la pandemia, por la mayor cuota de acti-vidad.

La aerolínea de IAG ha puesto a la venta asientos en el mercado doméstico por encima de la capacidad del 2019 en España e Italia y ha lanzado 42 nuevas rutas. En total (nacional e internacional) ha recuperado un 70% de la capacidad del 2019, con una fuerte apuesta por el mercado nórdico tras la crisis de Nor-
wegian.

Julio registra en España la mejor cifra de tráfico aéreo desde que empezó la pandemia

Ryanair, por su parte, confía también en el crecimiento de la demanda y espera pasar de los 9 millones de pasajeros transportados en julio en toda Europa a los 10 millones en agosto, mientras que EasyJet ha aumentado su capacidad hasta el 60% de los niveles del 2019, frente al 17% de junio de este año. En cuanto a Iberia, la aerolínea vuela ahora a 114 destinos y por encima del 60% de la capacidad precovid.

Pese a esta mejora significativa y las esperanzas depositadas en agosto, a las aerolíneas aún les queda una larga travesía del desierto. Los aviones todavía no se llenan como antes de la pandemia, los movimientos de aeronaves ya superan el 76% de la operativa prepandemia, y las pérdidas millonarias continúan. En julio, el transporte aéreo aún tenía a 6.547 personas en ERTE y el sector solo reincorporó a 1.368 trabajadores, según datos del Ministerio de Inclusión y Seguridad Social.

El nuevo tipo de demanda surgido tras la covid no está modificando solo el dominio de las aerolíneas en los aeropuertos españoles, sino también el liderazgo de los diferentes aeródromos en la temporada de verano. El aeropuerto de Mallorca superó por tercer mes consecutivo al de Barcelona como aeropuerto con más tráfico de pasajeros, con 2,4 millones de viajeros (-42,2% respecto a julio del 2019) frente a los 2,3 millones de El Prat (-57,6%). En el conjunto del año, el aeropuerto de Barcelona sí se man­­tiene segundo en el ranking español, solo superado por el de Barajas, que en julio registró cerca de 2,6 millones de pasajeros (-57%).

Los viajeros nacionales se acercan a niveles del 2019 y benefician a compañías como Vueling

El avance del aeropuerto de Barcelona, objeto de un intenso debate estos días por el pacto entre Gobierno y Generalitat para ampliarlo, no ha llegado en cambio a los otros dos aeródromos catalanes. Girona y Reus, que el Govern de Catalunya intenta impulsar conectándolos con el tren de alta velocidad hasta la ciudad de Barcelona, siguen en caída libre y registran el mayor descenso de pasajeros de toda la red de Aena, únicamente superados por el aeropuerto de Albacete, donde solo viajaron dos pasajeros en todo el mes de julio. Por Girona pasaron el mes pasado 52.195 personas (-82,3%), mientras que por Reus lo hicieron 25.070 pasajeros (-87%).

Tras Barajas, Mallorca y Barcelona, los aeropuertos con más tráfico de pasajeros fueron Málaga-Costa del Sol, donde se superaron los 1,1 millones (-48,9%), Eivissa, con 925.230 (-30,6%), Alicante-Elche Miguel Hernández, con 748.456 (-56,5%); Gran Canaria, con 659.133 (-38,3), y València, con 539.668 (-37,2 ).

Aena, que ayer lideró las subidas en el Ibex con un 2,14%, atribuye esta mejora de la demanda al avance de la vacunación en España y otros países emisores de turistas.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *