El intenso viento sur que azota Bizkaia y que impide a muchos aviones aterrizar en Loiu ha desviado a lo largo del día a cientos de pasajeros vascos a otros aeropuertos españoles. Más de 300 afectados, que volaban en dos trayectos desde Sevilla y Lanzarote hacia la capital vizcaína, permanacieron ‘tirados’ en el aeropuerto de Barcelona hasta que, tras más de seis horas de espera, Vueling fletó sobre las ocho de la tarde varios autobuses para su traslado A Bilbao

«Nos habían dicho que íban a fletar autobuses hacia Bilbao pero no hay chóferes de la compañía, y ahora van a intentar que volvamos en taxis y microbuses o buscar otros autocares», se quejaba María, una vizcaína que permanecía a las puertas del aeródromo catalán, junto al resto de viajeros de los dos vuelos. «Solo han reubicado a las familias con niños y personas con problemas», comentaba.

La indignación de los afectados se sumaba a los momentos de «horror» que habían vivido horas antes en los intentos de aterrizaje en el aeropuerto de Loiu en pleno vendaval. «Ha sido terrible, el piloto ha tratado en dos ocasiones de tomar tierra sin éxito. El avión se movía una barbaridad y la gente gritaba aterrada», añade esta pasajera. «En una de las ocasiones el avión ha llegado a tocar el suelo pero ha vuelto a coger altura y ya nos ha comunicado que nos desviábamos a Barcelona», relata.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.