El viernes hubo un caos en decenas de aeropuertos en el mundo tras la cancelación de todos los vuelos de Lufthansa con escasa o nula antelación debido a la huelga de pilotos. Las escenas de tensión se repitieron en la terminal dos de Heathrow, en Dublín y en otros varios países. Sin embargo, en el aeropuerto Gandhi International de Nueva Delhi, en India, el caos fue de graves proporciones, al quedar en tierra unos 700 pasajeros en la terminal 3 (Lufthansa: 800 cancelaciones en el primer día de huelga).

Una pequeña multitud se agrupó a las 12.15 del viernes en la calle delante de la puerta 1 de la terminal 3, según la policía. Más de cien personas y sus familiares pedían urgentemente una solución. «Yo tenía que viajar a Alemania con Lufthansa, pero el vuelo fue cancelado. Tengo ahora billetes con Emirates, vía Dubái, donde he de esperar 14 horas. No sabemos si nos reembolsarán», dijo un pasajero (Los pilotos de Lufthansa van a la huelga).

Lufthansa opera dos vuelos diarios desde Delhi, a Frankfurt y Múnich, ambos cancelados. Entre los dos debían de transportar unas 700 personas.

En muchos otros aeropuertos mundiales hubo momentos de tensión cuando los viajeros no sólo supieron que no volarían, sino que no había muchas alternativas porque las compañías rivales tienen también mucha demanda y porque Lufthansa en muchos casos dispone de mucha capacidad de transporte, no fácilmente solucionable, al menos no antes de una semana.

Un portavoz de la compañía admitió que en muchos países lejanos es probable que tanto el sábado y en menor medida el domingo pueda haber cancelaciones debido a que los aviones que el viernes deberían de haber volado están en lugares incorrectos, lo que afectará a operaciones posteriores.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.