Las operaciones en la zona del suceso fueron temporalmente suspendidas

Un estruendo rompió la rutina del lunes en el Aeropuerto Internacional de Cancún. Poco antes del mediodía, el reporte de una serie de detonaciones en la terminal 3 sembró el pánico entre turistas y empleados que salían corriendo en busca de refugio, según se observa en videos compartidos en redes sociales. En un primer momento, medios locales informaron de un tiroteo tras lo que parecían disparos por arma de fuego. Tras unos primeros momentos de confusión, las autoridades confirmaron que los sonidos se debieron a la caída accidental de tres pesados letreros de publicidad. Las operaciones fueron temporalmente suspendidas en la zona.

Las autoridades de Quintana Roo emitieron una comunicado aclarando los hechos: “Fue una falsa alarma producida por la mala interpretación de algunos usuarios al escuchar un ruido estridente producido por la caída de 3 letreros tipo tótem de aproximadamente 50 kilos cada uno, al ser empujados inadvertidamente por otro usuario que se apresuraba a su puerta de embarque”. La respuesta de lo pasajeros, en todo caso, provocó “la activación de los protocolos de emergencia y evacuación de la Terminal 3″.

Tras unos primeros momentos de confusión, la Fiscalía de Quintana Roo informó en un primero momento que no estaba confirmada la versión de que se tratara de una balacera, sino que posiblemente explotó una máquina para recoger el equipaje. “Estamos esperando la confirmación de la Guardia Nacional”, ha señalado el fiscal estatal Óscar Montes de Oca en una entrevista con Milenio. Por otro lado, el funcionario ha descartado que exista peligro en la central aérea y ha asegurado que no hay personas lesionadas en la terminal.

El secretario de Seguridad del Estado, Lucio Hernández Gutiérrez, apuntó en su cuenta de Twitter que “no se localizan lesionados, cartuchos percutidos o indicios que confirmen el hecho”. En otro comunicado, las autoridades afirman también que tras “un incidente en el que se manejan múltiples versiones” de momento “no existen indicios de detonaciones o explosiones en ningún área del aeropuerto”.

El corredor turístico de la Rivera Maya acumula en los últimos meses un reguero de sucesos relacionados con el crimen organizado. Las cifras generales de asesinatos han bajado levemente los últimos dos años mientras que los mediáticos golpes del narco se han repetido más que en otras épocas. Esta vez, el foco se ha desplazado de Cancún, la matriz del desarrollo turístico de la zona, al corredor que termina al sur en Tulum, la última perla de la Riviera Maya.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.