Un grupo de miembros del Partido Republicanos Unidos denunciaron al Sindicato de Peones de Taxistas por los destrozos en Aeroparque, que tuvieron lugar el martes 5 de abril en Av. Costanera y Sarmiento.

Marina Kienast, Nicolás Silvera, José Lucas Magioncalda y José Luis Patiño presentaron ante la Justicia penal la demanda contra el secretario del Sindicato de Peones de Taxis, Miguel Soto, y “contra todos aquellos integrantes del mencionado gremio que resulten responsables por los delitos tipificados en los artículos 183, 194 y 211 del Código Penal”.

Dentro de los hechos que se enumeran en el escrito se encuentran la “destrucción de una parada de Cabify en el Aeroparque porteño” y la “obstrucción de una vía transitable” que impidió la actividad de la empresa de transporte terrestre.

Según sostienen los demandantes, la manifestación había sido prevista luego de que Soto mantuviera reuniones con la empresa Aeropuertos Argentinas 2000, encargada de la administración de los aeropuertos del país y con el ente regulador Orsna para “anular la decisión de autoriza la mencionada parada”.

La denuncia está acompañada por un video en el que se puede ver a quien parecería ser Miguel Soto mientras destruye “un elemento de señalización de la parada Cabify”.

“Está claro que los hechos descriptos en la presente denuncia importan daños a la propiedad, entorpecimiento del transporte por tierra y un intento de infundir temor a la ciudadanía, mediante el ejercicio de violencia”, concluye la denuncia.

El conflicto entre los taxistas y Aeroparque

La protesta de los taxistas surgió como respuesta a la instalación e inicio del funcionamiento de una parada de la empresa de transporte de terrestre de pasajeros Cabify, servicio que se presta a través de una aplicación.

Horas de corte, gritos, protesta y destrucción se vivieron en las afueras de Aeroparque, debido a la medida que había tomado Aeropuertos Argentina 2000, ya que la empresa no tributa en Argentina y no cumplen con las normas de seguridad, según denuncian los peones de taxis.

Frente a esto, la empresa decidió dar marcha atrás con su idea de instalar una parada de Cabify en sus instalaciones para desactivar el conflicto sindical.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.