La aerolínea de bajo costo easyJet, una de las más afectadas, dijo que canceló unos 60 vuelos en el Reino Unido el martes y que esperaba anular un número similar en los próximos días. Canceló más de 200 el fin de semana y otros 62 el lunes.

Paul Charles, director de la consultora de viajes The PC Agency, dijo que podría llevar al menos dos o tres meses superar el desagradable cóctel de escasez de personal, COVID-19 y retraso en la aprobación de los pases de seguridad para los trabajadores de aeropuertos y aerolíneas.

«Es irónico que el propio deseo de que la gente vuelva a reservar, tras la pandemia, esté causando problemas de transporte más difíciles que los creados por el propio COVID», comentó.

EasyJet dijo que estaba asignando tripulación de reserva, pero que había cancelado algunos vuelos en rutas en las que realiza servicios frecuentes.

British Airways (BA) canceló 662 vuelos en la semana hasta el domingo, según la empresa de análisis de la aviación Cirium, aunque la cifra incluye vuelos de larga distancia suspendidos debido a sanciones y restricciones, como a Rusia y partes de Asia afectadas por el COVID, respectivamente. BA se negó a proporcionar una cifra de cancelaciones.

Las colas en el aeropuerto de Manchester, el tercero más transitado de Reino Unido después de Heathrow y Gatwick en Londres, salían el martes desde una terminal y los pasajeros se quejaban de las horas de espera en el carrusel de equipajes.

El aeropuerto de Dublín advirtió a los pasajeros de las probables largas colas durante semanas mientras rearma sus operaciones y contrata y capacita a nuevo personal de seguridad.

Ryanair, la mayor aerolínea de bajo costo de Europa, cuyo número de pasajeros superó el mes pasado los niveles anteriores a la pandemia, pidió al Gobierno irlandés que recurra al Ejército para hacer frente a los retrasos, temiendo el impacto del periodo de vacaciones de Semana Santa.

El mayor operador aeroportuario de Alemania, Fraport, también advirtió a los pasajeros de los retrasos en Semana Santa.

El grupo, que gestiona instalaciones en nueve países y el principal aeropuerto de Fráncfort, pretende contratar a 1.000 trabajadores este año y contrató a unos 300 en enero-marzo, según un portavoz.

(Reporte de Paul Sandle en Londres, Padraic Halpin en Dublín y Zuzanna Szymanska en Berlín; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.