La entidad señaló en un boletín de seguridad que se han reportado problemas como vuelos con baja reserva de combustible por prolongados patrones de espera o desvíos para aterrizar, y un significativo número de alertas de proximidad al terreno.

Desde el 21 de marzo entró en operaciones el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), uno de los proyectos insignia del presidente Andrés Manuel López Obrador, que opera a la par del Aeropuerto Internacional Benito Juárez o de la Ciudad de México (AICM), la terminal aérea de la capital.

“Al parecer la torre de control tuvo poco entrenamiento sobre cómo operar esta nueva configuración del espacio aéreo”, consideró la IFALPA en su boletín.

Tras conocerse el documento, la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA), afiliada a la IFALPA, pidió en un comunicado una reunión con autoridades de aviación “para verificar y abordar en conjunto la problemática que ocurre sobre el área terminal” de la capital.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.